La vacunación de un cachorro. Su primer gran paso.

La vacunación de tu cachorro: Su primer gran paso.

INMUNIDAD

Por definición, es un “Estado de resistencia, natural o adquirida, que poseen ciertos individuos o especies frente a determinadas acciones patógenas de microorganismos o sustancias extrañas”. (1)

Una acción patógena, es cualquier daño que puede producir un parásito sobre el huésped, en este caso, el cachorro, en ellos prácticamente no existe dicha inmunidad, por lo que alimentarse de su madre en el rango de las primeras 24 a 72 horas será de vital importancia, ya que de este alimento, el cual es conocido como calostro, es donde obtendrán las sustancias específicas que le permitirán a su organismo combatir las enfermedades a las que estará potencialmente expuesto las primeras semanas de su vida.

Sin embargo, la calidad del calostro dependerá de la correcta vacunación de la madre, y aun así esta inmunidad transmitida no durará para siempre, por obvias razones, si la madre no ha sido vacunada correctamente, el cachorro corre el riesgo de no obtener las defensas suficientes para combatir a los microorganismos a los que se encuentre expuesto.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA VACUNACIÓN DE TU CACHORRO?

Como se mencionó anteriormente, la inmunidad adquirida por su alimentación primaria no será suficiente para el resto de su vida, es por esto que la vacunación de tu cachorro es importante para garantizar la integridad de su salud en la diferentes etapas de de su vida.

El proceso es relativamente simple, consiste en “aplicar una vacuna por vía oral, nasal, conjuntival, intradérmica, subcutánea o intramuscular con el fin de estimular la producción de anticuerpos y linfocitos sensibilizados y generar, con esto, protección contra los agentes infecciosos patógenos”. (2)

La vacunación de tu cachorro le permitirá, mediante tu ayuda y la del médico veterinario, desarrollar un sistema de defensa fuerte y efectivo contra las principales enfermedades que pueden poner en peligro su vida, tales como el parvovirus (manifestada clínicamente como diarrea sanguinolenta y maloliente) y el moquillo (una enfermedad parecida al sarampión que perjudica al aparato digestivo y al aparato respiratorio del cachorro* y en casos más avanzados, también puede afectar al sistema nervioso). El contacto directo o indirecto con animales enfermos o partículas infecciosas aumenta el riesgo de contagio de estas enfermedades.

Un simple paseo por el parque o incluso conocer nuevos amigos puede ser riesgoso para un cachorro no vacunado. El periodo de vacunación tarda pocas semanas y puede iniciarse entre las 4, 6 u 8 semanas de edad.

PROTEGE A TU CACHORRO

Recuerda, sólo una madre correctamente vacunada pasará una suficiente carga inmunitaria a sus bebés; a su vez, llegará el día en que a esos cachorros les toque producir la propia, ¡para eso son las vacunas! Tu cachorro está por dar su primer gran paso.Para saber cuál será la primera vacuna que se le aplique a tu cachorro, así como las fechas de refuerzo entre otros detalles, acércate a tu médico veterinario quién podrá aclarar todas las dudas que te inquieten.

MVZ Dipl. Roberto I. Tovar Plata
FMVZ de la UANL
Ced. Prof.: 5992429

(1)Biol. Y Med. http://dle.rae.es
(2)MVZ, MC Francisco Javier Basurto Alcántara, Enfermedades Infecciosas y Vacunación Módulo 2, Diplomado a Distancia en Medicina, Cirugía y Zootecnia en Perros y Gatos, UNAM

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *