Cuidado dental de las mascotas

Cuidado dental de las mascotas

¿Has visto alguna vez sus dientes, encías y lengua?

El sistema digestivo es el encargado, a través de varios órganos, glándulas, enzimas, entre muchas otras cosas, de llevar a cabo el proceso donde los alimentos consumidos son transformados en nutrientes listos para ser absorbidos por cada una de las células de nuestro cuerpo. ¿Suena importante verdad? ¿Sabías que el sistema digestivo de tu mascota inicia en su hocico? ¿Has visto alguna vez sus dientes, encías y lengua? ¿Estarán sanos?El cuidado dental de las mascotas es un punto importantísimo para mantener su estado de salud en condiciones óptimas. De forma natural, en el hocico del perro existe una cantidad considerable de bacterias, si a esto le sumamos las pequeñas cantidades de restos de alimento que se quedan guardados entre los espacios de sus dientes y la falta de aseo constante, tenemos como resultado la fórmula perfecta para la formación, progresión y establecimiento de una enfermedad dental. Por esto es muy importante que des seguimiento al cuidado dental de tus mascotas.

¿Qué debo identificar para valorar la salud dental de mis mascotas?

El mal aliento es el primer signo notable, comúnmente pasado por alto por los propietarios porque: “¡Son perros! ¡Así huelen ellos!”. Grave error, la halitosis es un signo clínico de enfermedad o condición clínica del sistema digestivo: ese olor desagradable con el que convives puede significar que tu mascota necesita más de tu atención o incluso de la de un médico veterinario.

La inflamación de las encías es otro de los signos de alarma. La gingivitis en las mascotas indica que un proceso infeccioso puede estar desarrollándose justo sobre los dientes. Las encías se ven enrojecidas, abultadas, con dolor al tacto y en casos avanzados algo de sangrado.

El más grande de los signos de que algo no anda bien con el hocico de tu mascota es el sarro dental. Imagina una mezcla de bacterias, restos de alimento, desechos celulares y acúmulos minerales –como mínimo– pegados como cemento en los dientes de tu mascota. ¿Suena mal? ¡Eso es el sarro dental! Ahora piensa, tu mascota ha tenido mal aliento, inflamación de las encías y sarro dental durante meses, incluso años, entonces tu mascota tiene enfermedad periodontal.

Cuando esta enfermedad ha sido diagnosticada, el uso de antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios y manejos médicos serán necesarios en la mayoría de los casos, teniendo que anestesiar de manera general al paciente para poder retirar mecánicamente el sarro dental. Si esta enfermedad llega a un nivel grave, pueden perderse piezas dentales e incluso desarrollarse enfermedades que involucren otros sistemas del cuerpo.

Prevención

Afortunadamente la enfermedad periodontal es de muy fácil prevención: una dieta adecuada a la edad y tipo de raza de tu mascota; siempre será preferible en seco y sólido, el alimento húmedo y blando tiende a acumularse más fácilmente entre los dientes.

Un cepillado dental regular de hasta 2 veces por semana y una limpieza dental profesional programada 1 o 2 veces por año. La limpieza dental o profilaxis dental es un procedimiento médico menor que deberá ser realizada solamente por el médico veterinario.

¿Tu amigo y tú ya se cepillaron los dientes hoy? Acude a tu médico veterinario de Lomont® para que te oriente sobre la mejor estrategia para el cuidado dental de tu mascota y le realice una revisión dental.

MVZ Dipl. Roberto I. Tovar Plata

FMVZ de la UANL

Ced. Prof.: 5992429

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *